viernes, 11 de abril de 2008

LESIONES DEL SISTEMA MÚSCULO ESQUELÉTICO

CLASIFICACIÓN:

Desgarro muscular
Se presenta cuando los músculos o tendones se estiran y se desgarran, ocurren como consecuencia de forzar demasiado un músculo. Pueden ser recurrentes en el cuello o espalda. Se identifican por dolor súbito e incapacidad de movimiento.

Esguince
Es la torcedura de los tejidos que se encuentran bajo la piel en una articulación. Se reconoce porque se presenta dolor a la palpación e inflamación en el área afectada, debido a que la sangre y los fluidos se filtran a través de los vasos sanguíneos desgarrados

Luxación
Se presenta cuando el hueso se ha desplazado de su articulación, a causa de una fuerza violenta que desgarra los ligamentos que mantienen el hueso en sitio. Se caracteriza por la inflamación, protuberancia o depresión de la articulación, dolor agudo localizado que aumenta con el movimiento. Las más recurrentes son en hombros, codos, rodillas, tobillos, dedo pulgar, y la mandíbula entre otros.

Fracturas
Es la perdida de continuidad del tejido óseo, (ruptura parcial o total de un hueso). Son causadas por golpes fuertes sobre los huesos, caídas o contracciones violentas de los músculos. Pueden ser peligrosas si se presentan con hemorragias o existe compromiso del sistema nervioso. Se identifican por el dolor agudo en la zona lesionada, incapacidad de movimiento e inflamación. Pueden ser de dos tipos: a) Cerradas: Aquellas en las cuales el hueso no rompe la piel. b) Abiertas: Aquellas en que el huso al romperse lesiona el tejido blando, presentándose una . herida abierta

PRIMEROS AUXILIOS Lesiones del sistema músculo esquelético

Esguince y desgarro

  • Tranquilice al paciente
  • Aplique hielo sobre el área lesionada, con el fin de controlar el sangrado interno, reducir la inflamación, los espasmos musculares, y adormecer las terminaciones nerviosas. Utilícelo durante las primeras 24 horas.
  • Después aplique calor local
    Inmovilice la lesión con vendaje elástico.
  • Remita a un centro asistencial aunque la lesión parezca leve.

Luxaciones

  • Tranquilice a la víctima.
  • Inmovilice la luxación en la posición como la encontró. §Revise signos vitales.
  • Evite o controle el shock, en caso de que se presente
  • Remita a un centro asistencial para atención medica especializada.

Fracturas

  • Tranquilice a la víctima
  • Colóquela en una posición cómoda Inicie tratamiento de hemorragias y heridas si las hay
  • No intente colocar el hueso en su posición original
  • No retire ropas ajustadas o calzado.
  • Inmovilice la zona afectada con férulas, tablillas, Amohadas, etc., de tal manera que abarquen las articulaciones que están por encima y por debajo de la fractura.
  • Verifique la sensibilidad, temperatura y el. color de la piel.
  • Revise signos vitales.
  • Evite o controle el shock, en caso de que se presente.
  • No de masajes ni aplique pomadas.
  • Remita a un centro asistencial para atención medica especializada